¿Cómo Blanquear Cortinas?

25 Abr 22

¿Quiere saber cómo blanquear cortinas? Es muy habitual que las cortinas de color blanco, con el tiempo y la exposición al sol y los lavados las cortinas blancas puedan amarillear o perder la intensidad que tenían cuando las compraste.

Índice:

  1. Trucos para blanquear cortinas.
  2. Así hay que cuidar las cortinas.
  3. Rutina de lavado para mantener las cortinas blancas.
  4. Blanquear cortinas según el tejido.

 

Ante esta situación, existen trucos y remedios para blanquear cortinas, además de rutinas de cuidado y lavado que ayudarán a que se vean perfectas y así seguir la última tendencia en cortinas. Preste atención porque le contamos todo lo que tiene que hacer.



4 Trucos para blanquear cortinas

Hay determinados productos que suele haber por casa que pueden ser muy útiles a la hora de blanquear cortinas que hayan perdido la pureza del color. Estas son las 4 recomendaciones.

1. Cómo blanquear cortinas: Bicarbonato

El primer consejo para saber cómo blanquear cortinas es el bicarbonato. El bicarbonato de sodio es el eterno aliado de la limpieza.

Es increíble la cantidad de ámbitos en los que se puede aplicar para limpiar, desatascar o ayudarnos en tareas domésticas, y blanquear cortinas es una de ellas.

En este caso se usará en el lavado, añadiendo lo que sería un tercio de un tapón de detergente y reduciendo un poco la cantidad de éste último. Y si las cortinas tienen el color muy desgastado, es recomendable dejarlas en remojo con medio paquete de bicarbonato en 5 litros de agua durante toda la noche y lavarlas como se ha indicado al día siguiente.

2. Cómo blanquear cortinas: Sal

Otro remedio para blanquear cortinas es a través de la sal. Con unos 120 gramos de sal por cada litro de agua tibia (es decir, algo más de 1 kilo para un barreño de 10 litros), tras dejar las cortinas blancas en remojo un par de horas estas recuperarán el blanco. 

Recuerde que hay que aclararlas luego en agua tibia para eliminar los restos de sal. Además la sal también puede ser muy útil para las manchas de vino.

3. Cómo blanquear cortinas: Azúcar

Añadir azúcar en el lavado es otro de los trucos revolucionarios para blanquear cortinas. Lo único que hay que hacer es, manteniendo la cantidad de detergente habitual, sustituir el suavizante por una tacita de azúcar blanco. Se verá el resultado desde el momento de tenderlas.

4. Cómo blanquear cortinas: Vinagre blanco y zumo de limón

Dejar las cortinas blancas en remojo durante toda una noche con un vaso en el que se haya mezclado vinagre blanco y zumo de limón es otro buen remedio para blanquear cortinas. Al día siguiente, se deben lavar con el método habitual y se verá el resultado inmediatamente.



Así hay que cuidar las cortinas blancas

Ahora que ya conoce cómo blanquear cortinas, es fundamental seguir una rutina de cuidados que mantenga el color y la limpieza de las mismas. Para ello, hay que recordar los siguientes trucos:

  1. Con un rodillo o cepillo para el polvo, limpia las cortinas sin descolgarlas cada 1 o 2 semanas, evitando que acumulen suciedad.

  2. Antes de lavarlas, recuerda agitarlas para que no entren con polvo a la lavadora.

  3. Tender las cortinas blancas al sol directo puede propiciar su decoloración, será siempre la mejor opción tender a la sombra.

Pero estos trucos también deben compaginarse con una rutina de lavado adecuada para las cortinas, que se explican a continuación.



Rutina de lavado para mantener las cortinas blancas

Según se prefiera lavar las cortinas blancas a mano o en la lavadora, se deben seguir unos pasos concretos. En cualquier caso, ya se laven las cortinas a mano o a máquina, se recomienda que lo hagas cada 4 o 5 meses. Es la periodicidad ideal para mantenerlas en mejor estado sin desgastar el tejido.

Cómo lavar las cortinas blancas a máquina

Para saber cómo blanquear cortinas y que se mantengan en este estado lavándolas a máquina, lo primero que se debe dejar claro es que las cortinas blancas deberán lavarse en un lavado íntegramente de prendas blancas. Además, se deben seguir estas recomendaciones:

  • La temperatura en la que las cortinas mejor se lavan manteniendo su color son 40 grados en la lavadora, excepto si son sintéticas. En cualquier caso, priorizar siempre lo que indique la etiqueta de las cortinas.

  • Ante la duda, utilizar siempre programas de lavado delicado.

  • Añadir en el lavado un potenciador o producto indicado para resaltar el blanco de las prendas, siguiendo siempre las instrucciones del fabricante.

  • Tender cuanto antes para que se arruguen lo mínimo posible y recuerda la no exposición directa al sol.

Cómo mantener las cortinas blancas lavando a mano

Aunque la lavadora siempre es la opción más cómoda, no hay nada más seguro que lavar las cortinas a mano para evitar cualquier tipo de riesgo. Para ello, sólo se necesita un jabón suave que no dañe el color y una pila o barreño con agua tibia. Hay que seguir los siguientes pasos para saber cómo blanquear cortinas y mantenerlas lavandolas a mano:

  1. Preparar un barreño con el agua, jabón o detergente para prendas delicadas y dejar las cortinas en remojo un par de horas.

  2. Después quitar el agua y añadir un poco de suavizante y agua con jabón y asegurarse de que se extiende por toda la superficie de las cortinas.

  3. Una vez terminado el paso anterior, aclarar las cortinas y escurrirlas sin retorcerlas, pues en ese caso se arrugan en exceso.

  4. De nuevo, tender evitando el contacto con el sol.



Blanquear cortinas según el tipo de tejido

Tanto para lavar como para blanquear cortinas es muy importante tener en cuenta el tejido de las mismas, porque necesitarán temperaturas y exigencias diferentes. Aquí le acercamos una pequeña guía de las necesidades de las telas más habituales en cortinas blancas:

  • Lino: Este es un tejido delicado en el que se recomienda el lavado a mano, aunque actualmente ya muchas cortinas de lino admiten el lavado a máquina, pero siempre en programas cortos para ropa delicada y a no más de 40 grados.

  • Poliéster: El poliéster en cortinas blancas es recomendable dejarlo en remojo con agua con jabón líquido durante 20 minutos y, luego cambia el agua y repite otros 20 minutos. Después habrá que escurrir las cortinas y tenderlas al aire libre.

  • Algodón: En el caso de las cortinas de algodón, en muchos casos encontramos programas en la lavadora que ya nos indican que están preparados para esta tela. Habitualmente cuentan con una temperatura entre 40 y 60 grados.

  • Seda: De nuevo, nos encontramos ante una tela muy delicada además de valiosa, por lo que con las cortinas blancas de seda habrá que tener un especial cuidado. En este caso, es imprescindible el uso de detergentes y programas para prendas delicadas en frío y evitando los centrifugados, que pueden acabar dañando el tejido.

Pero, sean cuales sean las cortinas, la mejor forma de conservarlas y mantenerlas es teniendo una rutina de limpieza regular y siguiendo con detalle todas las instrucciones de cada etiqueta.

Desde Sahogar, empresa de Cortinas, esperamos que con esta guía se haya hecho con las claves para saber cómo blanquear cortinas, así como con unas ideas básicas para su correcto cuidado y lavado.

¿Hablamos?


87 + 7134 =


*todos los campos son obligatorios