¿De qué color poner las cortinas? Tips para elegir el tono ideal

07 Sep 22

¿De qué color poner las cortinas? Aunque puede que no lo hayamos pensado, las cortinas son un elemento fundamental a la hora de definir una habitación, por lo que elegir un color u otro no será una decisión trivial.

Las cortinas no sólo suelen ocupar un espacio considerable y, por tanto, influir fácilmente en la percepción de la habitación en su conjunto, sino que además se ubican junto a las fuentes de luz, ventanas y ventanales, determinando la luminosidad de los espacios.

Por eso, en este artículo te acercamos a los 4 elementos fundamentales que debes tener en cuenta de cada habitación para, en base a ellos, elegir el color de las cortinas que más potencia sus cualidades. Sólo tienes que seguir leyendo para descubrirlos.

Color de las cortinas en función de:


Elegir el color de las cortinas en función de las paredes

El elemento base en torno al cual girarán el resto a la hora de escoger color para las cortinas van a ser las paredes. Tanto el tono de las mismas como su intensidad será la clave necesaria para saber si debemos apostar por tonos claros, oscuros, intensos o apagados. Vamos a ello.

Cortinas para paredes de color blanco

Una habitación o vivienda de blancas paredes es el punto de partida más frecuente para decidir el color de las cortinas, ya que es la variante dominante en la mayor parte de casos.

En estas ocasiones, se cuenta con un beneficio de partida, y es que el blanco ya es de por sí un color que fomenta la luminosidad y, además, combina bien con todo: incluso con más blanco. De hecho, escoger cortinas blancas puede ser una elección ideal en habitaciones con muros blancos, ya que dará una sensación de amplitud, siendo ideal para espacios pequeños. 

Además, el blanco es el color habitual para visillos y demás telas vaporosas que permiten instalar cortinas ligeras y crear una atmósfera fresca y sencilla que siempre es garantía de buen gusto.

Pero, como hemos expuesto, el blanco combina con todo, así que hay muchas más opciones posibles:

  • Cortinas de colores intensos: Las paredes blancas son aquellas que te permiten arriesgar con un color intenso sin fallar, ya que su luminosidad se equilibra perfectamente con tonos vivos de rojos o azules, así como con colores oscuros en cortinas rosas, grises o amarillas.

  • Aprovecha la paz del color blanco: Si quieres dar un toque de color con las cortinas pero no quieres perder la atmósfera de calma y espacio que generan las paredes blancas, no dejes de apostar por colores neutros o naturales para tus cortinas: beiges, verdes apagados o tonos arena pueden ser una opción ideal.

Cómo escoger el tono de las cortinas con paredes de color

Ante paredes de tonos amarillos, rojizos, verdes o azules, hay una regla de oro que siempre funcionará para acertar al elegir el color de las cortinas: si el tono de tus paredes es intenso, será mejor apostar por colores neutros o apagados, para no saturar la estancia. 

Por el contrario, si las paredes están pintadas de tonos pastel, se puede arriesgar con algo más vivo, pero en este caso será fundamental asegurarse de que ambos colores combinan de manera armoniosa.

En cualquier caso, te ofrecemos un atajo que siempre funciona para escoger el color de las cortinas ante muros de colores si no quieres arriesgarte: escoge cortinas blancas. Este color siempre combinará con tu pared y, además, ayudará a aumentar la luz.

Pero si prefieres apostar con cortinas de color, estas son las 2 recomendaciones principales para saber de qué color poner las cortinas:

  • Elige cortinas del color de tu pared o de la misma gama: Una buena opción ante paredes de colores siempre es escoger las cortinas, o bien del mismo tono para crear una sensación de continuidad y homogeneidad, o bien de un color similar, como pueden ser unas cortinas de un rosa oscuro ante una pared rosa palo, o de un azul marino ante paredes celestes.

  • Contrasta, pero con precaución: Puede que la opción más difícil sea elegir cortinas de color para paredes también de color. Pero es posible. Sólo tienes que respetar aquellas combinaciones de colores complementarias y equilibradas. Sin embargo, asegúrate de hacerlo en estancias amplias y con luz, ya que si no se puede generar una sensación de saturación.


El tamaño de la habitación y elegir el color de las cortinas

Hay colores que potencian la sensación de espacio y amplitud de una habitación. Y es que esta elección del tono de las cortinas influye y por tanto debe ser acorde al tamaño de la habitación.

  1. Color de las cortinas para habitaciones pequeñas: En este caso, será importante escoger colores neutros, como grises o beige, o apostar por el blanco. Los colores intensos de las cortinas tienden a comerse visualmente el espacio de la estancia, al igual que ocurre con los colores oscuros. Por eso, la mejor opción para habitaciones pequeñas es apostar por blancos y demás tonos que fomenten la sensación de espacio.

  2. Escoger color de las cortinas en habitaciones grandes: En este caso, lo importante será escoger un color que combine adecuadamente con la habitación, ya que tanto los colores neutros como los intensos e incluso estampados no afectarán la amplitud del espacio.

El siguiente factor fundamental para valorar qué color escoger en unas cortinas es la luz de la estancia.


Cómo afecta la luz para elegir el color de las cortinas

Cuando hablamos de luz de una habitación nos referimos en general a la luz natural que llega desde las ventanas, ventanales o puertas de la misma. Precisamente esta luz es la que permite regular la instalación de cortinas, y por eso escoger un color u otro será determinante para la luminosidad de una vivienda.

Habitaciones con poca luz pedirán cortinas claras y de tejidos ligeros y vaporosos, mientras que habitaciones con gran cantidad de luz podrán optar por cortinas de tonos oscuros y más opacos. 

Como habrás podido observar, la norma básica es equilibrar: potenciar la luz de aquellas estancias que tienen menos y poder regular al gusto las muy iluminadas. De hecho, en este último caso también se puede optar por cortinas venecianas.


Valorar el mobiliario y decoración para escoger el tono de las cortinas

El último elemento que se debe tener en cuenta para saber cómo decidir el color de las cortinas es la decoración. Tanto los muebles como los objetos decorativos marcan un estilo que, para acertar con el color de las cortinas, hay que valorar para hacer una elección acorde.

Así, por ejemplo, ante una decoración con cojines o colchas estampadas puedes escoger el mismo estampado para las cortinas; y para una decoración en madera, cortinas de tonos naturales. 

Si la decoración destaca por un color en concreto, como el azul, presente en alfombras o sofás, puedes escoger un tono de azul que combine con los que ya están presentes para las cortinas.

Ahora que ya cuentas con toda la información que necesitabas, ¿a qué esperas para escoger el color perfecto del que poner tus próximas cortinas?

¿Hablamos?


814 + 1324 =


*todos los campos son obligatorios