¿Cortina o Estor para Salón?

¿Cortina o Estor para Salón?

La guía definitiva para escoger cortina o estor para salón

08 Feb 22

Si no sabes si elegir cortina o estor para el salón desde Sahogar, fabricante de cortinas y estores Madrid,  te damos las claves definitivas. Infórmate aquí con nuestros expertos en decoración.

Si estás amueblando o renovando tu salón y ha llegado el momento de elegir cómo vas a vestir y decorar tus ventanas y ventanales, es muy posible que te estés preguntando si cortina o estor para salón.

Si bien las cortinas son la opción más clásica y conocida para utilizar en las ventanas de nuestro salón, los estores llevan años ganando presencia y popularidad en hogares y espacios de muebles y decoración gracias.

Enfocados ambos en regular la luz, ofrecer intimidad y sumarse al estilo y decoración de tu hogar, en este post te contamos las claves para saber cuál es la opción más indicada para ti: si cortina o estor para salón.

Diferencias entre cortinas y estores para salón

La principal diferencia entre una cortina y estor para salón es que la primera cuelga, mediante distintos mecanismos, delante de una ventana, ventanal o puerta, y se abre o cierra horizontalmente. Por su parte, el estor está formado por un material de una sola pieza que se recoge verticalmente, habitualmente enrollado.

Entonces, lo más diferenciador, a tener en cuenta según lo que queramos conseguir para nuestro salón, será la dirección y forma de cierre y apertura de la cortina o estor para salón. En este sentido las cortinas, habitualmente de mayor peso, grosor y extensión, se suelen utilizar para cubrir ventanas más grandes, mientras que los estores, más ligeros y sin llegar a tocar el suelo, se suelen instalar en espacios más pequeños.

Pero consideremos más en detalle estas características y diferencias de cortinas o estores para salón para saber qué opciones podemos contemplar para nuestro salón.

Cortinas para el salón: opciones, ventajas y desventajas

En primer lugar, en este post sobre si elegir cortina o estor para salón, vamos a valorar la opción más clásica, pues su historia se remonta nada menos que a la Antigua Grecia como método para separar habitaciones en las casas, y habitual para las ventanas del salón: las cortinas.

Materiales y estilos de cortinas de salón

A la hora de escoger cortinas de salón, encontramos una amplia diversidad de tejidos, combinaciones, estampados y colores, para lo que no dejaremos de tener en cuenta las tendencias más actuales. Sin embargo, hay algunos elementos básicos que debemos valorar antes de entrar en la estética.

En primer lugar, es recomendable que las cortinas arrastren por el suelo para que obtengan todo su potencial visual y decorativo. Se recomienda que, en modelos de tela, la cortina arrastre oscile entre 10 y 15 centímetros.

Dentro de los tipos de cortinas más habituales para el salón, podemos encontrar 2 clasificaciones generales:

  • Cortinas de tela y visillos: Con esto nos referimos a las cortinas más clásicas, pero no por ello pasadas de moda, compuestas a base de tejido que cuelga de una barra con anillas u otro sistema de fijación. En este caso, las combinaciones son prácticamente infinitas. Desde los transparentes y ligeros visillos a las tupidas y envolventes cortinas de materiales como el terciopelo, a las combinaciones de ambas para crear una imagen decorativa elegante.

  • Cortinas venecianas o de lamas: Estas cortinas son aquellas formadas por lamas horizontales que se recogen verticalmente. Habitualmente están fabricadas de madera o aluminio. Si pensamos en el salón será más adecuado escoger modelos en madera y con lamas anchas, que le darán un toque más elegante, ya que esta habitación es un lugar de descanso y relajación central de cada casa y suele ser testigo de visitas o fechas especiales.

En cuanto al resto de características, entre las telas más populares y que nunca decepcionan para las cortinas de salón encontramos el lino para quien busca luminosidad y ligereza, mientras que los tejidos de mezcla opacos aportarán más intimidad.

Por otro lado, podemos buscar cogedores también en función del estilo que queramos: lazos para salones más románticos y ollaos para los más modernos. Pero, ¿cuáles son aquellas características que hacen unas cortinas más o menos acordes para nuestro salón?

Por qué sí y por qué no escoger cortinas

En esta entrada sobre si coger cortina o estor pasa salón, también os daremos los motivos por los que por que sí y por qué no escoger cortinas.

No hay una respuesta preestablecida para la elección de cortinas o estores que podamos generalizar, sino que, en función de nuestras necesidades y de cómo sea nuestro salón, nos beneficiará más una elección u otra;

  • Si quieres que tu salón gane en altura o, directamente, cuentas con un techo alto, las cortinas serán ideales para tu estancia. Lucen más que los estores en grandes extensiones verticales, en las que su caída gana en estética, volviéndose envolventes y acogedoras.

  • Si la decoración o estilo de tu salón es o quieres que sea rústico pero elegante o clásico, generando sensación de calidez a quien lo visite, las cortinas serán una opción más indicada que los estores, mientras que son más difíciles de combinar en decoraciones minimalistas o de diseño de vanguardia contemporáneo.

  • Si tienes muebles, como cómodas o mesas, delante o bajo la ventana, las cortinas hasta el suelo no son una opción. Si bien puedes encontrar cortinas a media altura, esta opción no es la mejor ni estética ni funcionalmente, así que busca otra opción.

Estos son algunos de los elementos básicos a tener en cuenta para saber si cortina o estor para el salón. Ahora valoraremos la otra gran opción para nuestras ventanas: los estores.

Estores para el salón: tipos, beneficios e inconvenientes

En segundo lugar en esta entrada sobre si elegir cortina o estor para salón, vamos a hablar de los beneficios e inconvenientes de los estores.

Los estores no eran demasiado habituales en las viviendas españolas hace unas décadas. Sin embargo, con el paso del tiempo y las ventajas que aporta su sistema práctico y funcional, se volvieron más populares. 

A día de hoy, la gran variabilidad y amplitud de modelos en tejidos elegantes y diseños atractivos y adaptables ha hecho que, cada vez, sean más habituales en nuestros salones.

Opciones de estores ideales para el salón

Dentro de los diferentes modelos y tipos de estores, habrá algunos más adecuados, por sus materiales y estética, para instalar en el salón, ya que tiende a ser una habitación más elegante y central para visitas o días señalados.

  • Estores plegables: Estos estores se dividen en secciones sujetas por varillas horizontales internas a la tela, de forma que cuando se suben generan un movimiento más mecánico.

  • Estores paqueto: A diferencia de los anteriores, los estores paqueto no poseen varillas, sino que los sistemas de cuerdas que tiran de los laterales sólo están afianzados a la tela, generando un movimiento más natural de pliegue entre las secciones que lo conforman.

  • Estor enrollable: Este tipo de estor es de los primeros que aparecieron y se popularizaron. La base de su mecanismo es un tubo en torno al cual se enrolla una tela que sube y baja para regular la luz e intimidad de la estancia.

En cuanto a los tejidos propios de los estores, lo más habitual es encontrar telas de screen que mezclan fibras naturales y artificiales y son muy prácticas y de fácil limpieza. Además, podemos escoger el color y estampado que más nos guste para nuestro salón, pues los modelos no dejan de multiplicarse.

¿Por qué elegir o no estores para las ventanas del salón?

Al igual que con las cortinas, serán nuestras necesidades y el estilo y distribución de la estancia lo que determine si la mejor opción es una cortina o estor para el salón y sus ventanas y ventanales:

  • Si el estilo de nuestro salón es minimalista, de colores fríos y acorde al popular estilo nórdico, un estor siempre acompañará bien este tipo de estéticas, preferiblemente escogido en un color que contraste con el de las paredes.

  • Al contrario que con la cortina, si hay muebles bajo o justo delante de la ventana o ventanal, un estor que se despliegue justo hasta la altura precisa de inicio del muebles puede ser una gran opción. En este caso, un opción sencilla que no sobrecargue la vista de la ventana, que ya posee elementos delante, será la elección indicada.

  • Si hay niños pequeños o animales por casa, los estores son mucho más funcionales que las cortinas. Tanto por su enrollamiento vertical (lo que hará que los puedas dejar siempre a la altura justa para que no se manchen) como porque, en caso de sufrir algún desperfecto, tienden a ser más económicos que las cortinas.

En cualquier caso y como norma general, el salón, una de las estancias presidenciales de una casa, combinará siempre mejor con estores con tela abundante y pliegues amplios, sin por ello afectar demasiado a la luminosidad de la habitación.

La clave para decidir entre cortina o estor para salón

Una vez que has analizado estas claves y conoces lo que hay que saber para saber si elegir una cortina o estor para salón, queda la última recomendación y la que, en realidad, debe ser la decisiva a la hora de tomar una decisión final: la practicidad.

La estética y decoración son un elemento fundamental de cada habitación, pero escoger la opción que nos haga más sencillo y cómodo el uso de nuestro estor o cortina será lo que marque la diferencia en nuestro día a día.

Desde Sahogar, fabricante de estores y cortinas Madrid, esperamos haberos dado las claves para saber si elegir entre cortina o estor para salón en esta entrada de blog.

¿Hablamos?

*todos los campos son obligatorios